martes, 17 de agosto de 2010

NADA ES UNA ETERNIDAD


En las rendijas de aquel jardin entra la oscuridad
Las flores no tienen olor
Están sedientas de ti
Y sobradas de locura en forma de dolor

Nada es una eternidad
Se olvida el sabor
De tus tiernos labios
Se tiñe de color
El malva de las violetas

1 comentario:

  1. Quemas el espíritu, tus letras abrasan de pasión, tu progresión es pasmosa, comenzaste midiendo, calculando sentimientos, sembrando de frases bellas tus poemas, pero te ha reventado el color del corazón, el malva de tus flores.

    Has despeinado tus recuerdos, te atreves a sentir y hacer sentir, las frases siguen siendo bellas, serenas imágenes:

    “están sedientas de ti, y sobradas de locura en forma de dolor”

    Estremece de bello, quema de pasión, llegas dentro, tan dentro que de dos estrofas has hecho soneto y produces sentimientos, créeme, Sé lo que digo, los produces y eternos, despiertas algo de muy dentro.

    ResponderEliminar

una misera lección

Yo. En esta misera lección del olvido aún aprendo que sigo viva... Yo. En esta cisoria lección en que nadie me tendría que obligar a marcha...