domingo, 15 de agosto de 2010

A VECES NO SALEN LAS PALABRAS



A veces no salen las palabras
Se escoinden los sentimientos
Bajo frutos perdidos en pecado

Que dulce pecado el de amar
Aunque sea a un hombre prohibido
Con principio de amor perdido

Yace la musa que me inspiraba
En golpes de desamor

A veces no salen
Más que palabras tristes en modo de tormenta
Traidas entre sombras poseídas

Y no quiero entramados versos revestidos en teleraña
Donde se encuentra ahora mi alma
Envenenada por la codicia y la envidia

Deseo hallar mi nombre escrito
En los diarios de tu corazón
Y asi por siempre
Empaparme en tu dulce sudor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

una misera lección

Yo. En esta misera lección del olvido aún aprendo que sigo viva... Yo. En esta cisoria lección en que nadie me tendría que obligar a marcha...