Ir al contenido principal

LA MUJER GOTICA

La tarde se hizo a la noche
Había niebla y mucho frío
Sin ruidos ni movimiento alguno
En aquel pueblo tan lejano

Excepto una mujer que caminaba sobre un puente
Era una mujer gótica con los ojos rojos,
De a ver llorado



Seguía a su propia sombra
Atraída por la soledad
Y que ella misma no queria,
Pero en vano fue el intentar esconderla
Para nunca más seguirla

Su voz era más sabia que su silencio
Tomo la palabra
Y rezo al cielo desde la montaña
Para que su amor volviera,



Pero pasaron días, meses incluso años,
Y a la vez que pasaba con rápidez el tiempo,
Envejecia,



Ella se quedo pensando
En si el hubiera aguantado
con el mismo amor todo ese recorrido

Nunca lo podra saber
Se morira de las ansias
De lo que hubiera podido ser

Una hazaña más
Cubierta de lo que se hubiera convertido
En recuerdos

Pero pensar en lo que no fue
Solo la trae más lamentos.......

Era un martes de enero
Comenzaba el nuevo año
Ella se fue al bar de su pueblo
abarrotado de gente,



Tenia entonces 32 años
Aquello fue un amor adolescente
Donde aún recordaba el abrazo ya viejo
Y aquel beso bajo la lluvia
Que tanta suerte dicen que da

No ocurrio nada fuera de lo común
excepto por una cosa
El chico del bar conocio a un hombre
Alto, con voz ya madura,
un poco misterioso.

La gente a la que conocía
no le mostraba su verdadera identidad,
Y cuando estaba hablando derrepente desaparecía.

El hielo que desprende
Conjela las sensaciones
Que puedan tener de el,



Ya que lo único que saben
es que le gusta pasear por los bosques
Ver sus flores,
Ir provando sus diversos olores.


Pero ella le conoce muy bien
Y sabe que tiene una pizca de picarón
Y eso le hace muy jugentón.

Es la primavera
Donde se desea que todo brote
Donde se espera que hagan su actuación
Los sentimientos afines
A la persona que quieres

Se desperto con el sol
Recien amanecido
Ella es muy madrugadora

Salio como siempre a pasear,
Pero esta vez por el parque
Con sus lagos,



Se sento en el banco tranquilamente
Y se puso a dar de comer a los patos.

Cuando quedaba el recuerdo
Y moría la esperanza
Por fin llego
Lo que anelaba con tanta fuerza.

Frente a ella
Mirandola fijamente
Beso su frente
Y la dijo,
Te eche de menos
despúes de este amor
Que parecía prohibido.

Les cuento como fue,
tenia 16 años
sus padres hicieron todo por separarles.
Ella Rota de dolor,
Partió de la casa hasta ese pueblecito de cantabria,
Donde todo nace de campos verdes y se cubre de playas.
Y ahora en el presente en ese mismo momento
se quedaron un buen rato conversando
Hasta irse cada uno a su casa

Los días siguientes salieron,
Así toda la semana.

Pero fue ese último día,
Donde ese gusto por los animales en su terreno
Con sus verreas y juegos
Les sucumbio a un mundo
Lleno de alegrías

Los dos cogidos de la mano con miradas complices
donde despúes se harian una sola alma en sus noches.



Les cuento como es el
Es un chico algo tímido
Aunque le gusta mucho escribir poemas
como este que me conto en nuestro último viaje
a Paris.

La reina de la flor
la amada más tierna
Salio a pasear su olor
Dulce y agradable
que enternece lo amable.

Es un chico responsable, no le gusta salir de copas.




Les cuento como fue el viaje

Tan solo la primera noche
dimos un romántico paseo en barco
para los dos solos, por toda la ciudad.



El segundo día conocimos sus enormes y bellos parques
Y fue alli que paramos a comer en un restaurante tipico.
Todo fue muy tranquilo

Fue tambien muy divertido
Me contaba chistes para tranquilizar mis vertigos
Ya subida en la torri fel.

Y así hasta el fin.......

Comentarios

  1. te dejo un saludo, un palcer entrar en tus letras

    ResponderEliminar
  2. Ella una chica gotica caminando por las calles el solo la habia estado esperando sin saberlo..
    quien lo diria tu !
    bello post cuando nos regalas otra bella historia ?
    un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Irene ¿has leído Rayuela?, leyendo tu tierna (y enorme historia) me he retrotraído a mi época de adolescencia cuando descubrí a Cortazar, tus saltos narrativos parecen improvisados, pero son precisos como un bisturí, por no hablar de lo difícil que es conjugar narración en prosa con lenguaje poético.

    te confieso, eso sí, que he tenido que leerle tres veces para comprender el verdadero potencial de tu relato, a mi modo de entender vas trasmutando tu alma a lo largo de las estrofas, y donde eres tremendamente sensible eliges tonos secos y cuando tu historia es más lineal tu lenguaje se hace de eterno bello.

    te felicito de veras, y te pido por favor que cuelgues algún pequeño relato, a mí me encantaría hacerlos pero supongo que es vagancia porque me pierdo en los preparativos.

    excelente, amiga mía.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La barca del marinero preguntaban todos¡¡
aquella que salía siempre a plomo de un amanecer muy caliente...

dibuja el miedo la mar y la marca sobre nuestra piel...
la tumba del marinero preguntaban todos¡¡¡
y contestaban los del pueblo¡¡¡
la tumba somos todos.