lunes, 4 de octubre de 2010




Me desato
ante la envidia la codicia, las mentiras
las lenguas viperinas que no saben más que ponerte mierda en tu culo limpio
Te reto

ahora soy yo quien saca la fuerza
de donde no la había
que habla de la verdad, y la justicia
la que saca del alma toda su pureza


Te juro no me vas a hundir
No te dejare mentir

Ahora tu me vas a oir
Ahora tu me dejaras vivir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

una misera lección

Yo. En esta misera lección del olvido aún aprendo que sigo viva... Yo. En esta cisoria lección en que nadie me tendría que obligar a marcha...