viernes, 1 de octubre de 2010

Que se critique como que se culpe de lo que no es o no se tiene
Es como empujar el peso de una bola cuesta arriba
Donde ya toda posibilidad de amar se detiene



Posibilidad no apreciada
Por lo tanto que no lo merecen
Que trae consigo el castigo de conciencia
Y que es lo que luego esconden
Tras una barricada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

una misera lección

Yo. En esta misera lección del olvido aún aprendo que sigo viva... Yo. En esta cisoria lección en que nadie me tendría que obligar a marcha...