Tu y mi tierra



El margen del yodo
Se dispersa
Nada o todo
Desde tu alma, cuerpo, hasta camisa

Tu sonrisa
agua en azahar

 Es querer comenzar
 La bella mujer a la que se embelesa 

 La luna te regala canciones 
Para ti
El sol te hace postres 
Dulces, para un sí 

Pero adiós pronunciaste
Vuelo,
Donde no quede contraste
Ni siquiera de lo que huelo

Esos amores insuficientes 
Para mí, hay para mí

Si quedaran trozos, madera de roble o metal, 
No sentiría el agua correr 
Gastando fuerzas de donde no quedaran guerras 

Línea media pequeña grade, quizás.
Amor, odio 

Yo no te tendré
Tal animadversión 

No podría ahogar los pájaros
No podría dejar incoloro las flores
Ni secos los campos,

Donde nacen y crecen los  sabores
Vinos,
Dulces, como tú
Amargo como cada partir
Y mi querida tierra?





Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MUJER GOTICA