sábado, 2 de abril de 2011

Paciencia




Es la fina niebla
La que te impidió verme
Es el habla
La que te hizo no amarme

Siéntate a mi lado a conversar
Sin gastar en disgustos las fuerzas
No necesitaremos caminar

Todavía no están perdidas las esperanzas
Te abro la puerta a un nuevo comenzar
Eso sí, solo me ilusionara tus ganas

Pero la amistad tiembla
Es frió, ¿logras odiarme?
Esforzarme o desilusionarme
¿Se formo con agua vaporizada una rambla?

1 comentario:

una misera lección

Yo. En esta misera lección del olvido aún aprendo que sigo viva... Yo. En esta cisoria lección en que nadie me tendría que obligar a marcha...