domingo, 15 de mayo de 2011

Amenazante




Voy descalza
Acercándome a la mar
La brisa derrepente la  alcanza
Y ella destierra el recuerdo de amar


No soy la niebla
Que oculta el horizonte
No soy la que habla


Al que la miente
Soy la que tiembla
Cuando la mar está inminente

1 comentario:

  1. Irene: Tienes gran madera para versear.

    Me gustaría leer algo que no busque la rima sino el ritmo tuyo, ese que llevas dentro, ese que canta contigo, ese que añora tu corazón decir...

    Un abrazo

    ResponderEliminar

una misera lección

Yo. En esta misera lección del olvido aún aprendo que sigo viva... Yo. En esta cisoria lección en que nadie me tendría que obligar a marcha...