Aquello era el paraíso





Parecían levantarse sobre el hermoso valle aquella mañana de mayo. Con la misma frondosidad de siempre, en está la primavera. Al igual de asombroso los arboles cuando al desnudarse, estaban  bajo el paisaje de la luna y el lago.
Y cuando las pisadas de las hojas con los pájaros hacían una melodía..........

En la curva de mi memoria: que está dolorida. Y de aquellas pisadas ya marcadas cercanas a aquel bosque. Vi como morían 

No era sed aunque no llovía durante semana y media.  Cuantioso daño pues, el dolor que puede llegar a provocar, como irreversible añil y vieja enfermedad se tratara. La salud y el bienestar, magnitud mayor pues se está tratando. El ser humano:  talando........




Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MUJER GOTICA