sábado, 11 de junio de 2011

historias acomplejadas




Siempre fue niña de historias acomplejadas, le gustaría fueran ciegos los ojos, pero como salir después de los espacios contaminados de algunas las que fueron falsas parábolas.
Acostumbrada a insultos y separación en la otra pared, aún más estropeada. La hizo apartarse desde niña, de las únicas personas queridas cuyo recuerdos ahora son imaginaciones, su familia.
Ahora que se dio cuenta se arrepiente y lo piensa, pero la tira la incomprensión que siente, incluso el miedo a las personas, sea quien sea.

Ella misma sabe lo que era, lo que es y quiere ser. Otra cosa es como conseguirlo.

Y ahora con la única amiga que tiene vecina de su padre, se siente mucho más feliz. Más parece que la vida la sonríe. Pero, no, no es el loro lo que luce de oro.
Niña hecha mujer que se volvió más alegre e extrovertida.
Su amor desde la pubertad y puede una eternidad, amar a la persona que cuanto más hace es criticar.

Ella misma sabe lo que era, lo que es y quiere ser. Otra cosa es como conseguirlo.

La vida la golpeo, tiene poca satisfacción pero sigue en la búsqueda de la perfección, más la tira la exigencia.

Dicen sus huellas que deben ser pisadas de nuevo, solo ha de esperar a que el destino la alcance y ahí alguien se cruce.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

una misera lección

Yo. En esta misera lección del olvido aún aprendo que sigo viva... Yo. En esta cisoria lección en que nadie me tendría que obligar a marcha...