sábado, 11 de junio de 2011

La solidaridad del día




Si un silencio se trasforma en eco, un ruido se trasforma.........

Sentada en el hermoso jardín que yo tengo. Con mi perro aún lado y el gato al otro. Pues disfrutaba de los dos, de la naturaleza que me rodeaba con esta primavera que acaba y el verano, que llegaba con esperanza.
Esperanza que necesitaba otro gato distinto al mio.

En el jardín de un vecino rondaba, a maullido muy agudo me sonaba. Delgado era y en sus ultimas intuí que estaba. Tampoco de nadie era pues collar no tenía.

Y si un silencio se trasforma en eco. Más a de a ver un ruido, el que sea.
Este pues, del honor mio de trasformarse en solidaridad.

Al gato llame y de comer le di, en distinto sitio que al mio, pues no saber que tenia me atormentaba. Más hubiera podido pegarle algo.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

una misera lección

Yo. En esta misera lección del olvido aún aprendo que sigo viva... Yo. En esta cisoria lección en que nadie me tendría que obligar a marcha...