Parecía no gran cosa



Había una flor pequeñita que parecía no gran cosa, comparadas con las demás. Estaba en un lugar muy escondido, donde nadie puede imaginar como podría llegar.

Un hombre egoísta la robo, y una mujer exquisita. A ella se la regalaron. La diferencia es que con la mujer aquella flor compartió su aroma. Y con el hombre pétalos caídos se asomo la muerte, ante sus sentimientos que la opusieron, muy honrada la flor prefirió morir, que ofrecerle su amistad, por una entera eternidad.

Aquella flor la amistad la hizo crecer y a ambas creer. Creer en la amistad: pura bondadosa, de sensible corazón.....

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA MUJER GOTICA