sábado, 11 de junio de 2011

Y que estés ahí



Quisiera hoy, aquí, entregarme
Con mi máxima sinceridad a ti,
Y ni con la luna poder hablarme, 
Ayer,  hoy, allí, aquípara mi

Mi piel es fragancia de rosa,
El cuerpo fuerte de pasión, 
La curva camino de una prosa

Como bella y verdadera diosa,
Es descubierto mi  gran corazón
 Inspirada por preciada musa

Y de mi ceniza desenterrarme
Para oír otra vez amor, un si
Por si llega, día que al morirme
Gracias a dios estés tu ahí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

una misera lección

Yo. En esta misera lección del olvido aún aprendo que sigo viva... Yo. En esta cisoria lección en que nadie me tendría que obligar a marcha...