Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

cuando el recuerdo sea lluvia

Si el aire desvelara los secretos en silencios y muchos se agolpan a un amor prohibido
un nuevo azul amanecería en tus ojos despiertos al calor del sol
iluminaba el mal tiempo que cedió a sus rugores más selectos... ¿pero, y cuando el recuerdo sea la lluvia? malgastadas fuerzas de las moscas impertinentes al rededor mío. Cuando el recuerdo sea lluvia dejare el amor para mañana y vestiré mi presente de gran melancolía  pues la monotonía me cansa 
y no es para menos, 
vino y cigarro en manos de cualquier guarro 
se esconden...

se le llama amor

Y llenandome de ti, de tu luz, de tu cielo, revivo mis ansias... como si saciarme no fuera conmigo. Y no me importa si no es correspondido... tambien a esta forma de amar se le llama amor...

esencia...de soledad

Como un mar de nubes rosaceas rosas rosas es una esencia... para mi una caricia la que desahoga mi tersa piel... Momentos vacíos, y silenciosos, en la pura soledad del tiempo, y del hombre. Me gusta estar a mi aire, a solas, sin molestía alguna, escribiendo para dentro de mi ser... mis sentimientos banedosos de placer y angustía... Cuando las calles se tornan de sombras, yo las recorro en mis sueños de otoño,  dandolas un adios, una escusa, y un porque en forma de mentira, engaño a mis ojos para no herirlos...  Cuando las calles se abarullan de gentes, entonces lo que sueño, lo que escribo, son recuerdos de aquel antaño... Una mosca parada, una rendija torcida, o una tarde anochecida bien temprano...

y que mujer

Por tus senos eres mujer... de curbas abiertas y marejadas apasionadas... ¡que mujer!.
Por tu fragancia eres flor... capullo que se abre a mi ser... y fertil hace mi vida, mi alma, mi corazón, de suspiro y silencio... cuerda de musica,  y palabras también.
Boca de campo, nube de azúcar, agua de manantial que me alimenta...
Pelo de árbol ¡allí está mi nido!, mi hogar, y lugar donde despertarme de los sueños donde tu estás.

Luna cabbizbaja

Cerca de mi,  en marea baja,  la luna cabbizbaja  no consigue cantar al unísono de las golondrinas, 
Nubes emborrachadas  de anís y miel...  esperando emprezar  la fiesta

Versos de azúcar

Beso a beso en silencio... tu cuello, boca, y anchos pechos...  descubro la cercanía del horizonte, mi cobijo... tu cuerpo entero.. desnudo,  alibido que sube hasta mi cabeza,  manos que tocan la copa de mis vicios, ojos que ven el jardín de los idilios. 
Hazme el amor...  con tus versos de azúcar,  un despeinado momento  para el sur de tus caricias...  ardiente pecho de pasión desarraigada... los anocheceres
 son la radio de los sueños... 
Y yo despierto  tiempo a tiempo:  darte mi saliva, 
mi agua, 
y mi vida. 
Mi cuerpo  
un río  que se dirige 
a tus continentes... 
Olvida tu libro de miedos y fracasos... escribe algo nuevo
 en tu diario con los versos de azúcar.

tengo conciencia

Tengo conciencia  de que hay caminos prohibidos,  sin salida...  sin la manzana prohibida.
Quiero verte y me enrreda  la imprudencia, porque me pregunto que atajos hay  para llegar a ti  con la máxima sinceridad, pues tu siempre para mi  en mis pestañas te cobijas... con premura y bondad te digo esto.
Y te busco en mis sueños con la luz, con la oscuridad... y no veo el momento de hacerme a la idea de tu partida... no me da tiempo, es corto el tiempo, siempre estoy soñando con las musarañas Tu vida, la mia, unidas estaban, a la miel de tus labios se anidanban los mios. 
En mi ventana llueve y e

La madrugada perfila

La madrugada perfila mi soledad la pinta de rojo. Sueño...  la noche se hace larga, y veraniega, parece que nunca partiste de un final en la historia. 
Mismo sueño, mismo aroma de trajedia, mismo beso: mujer envenenada... me entra calma aparezco como dueño de tu sonrisa que media.
Amanecerás lejos de donde estoy me pregunto para que soy lo que soy no me quieres y en cambio a tu puerta voy, 
¡si! soy yo el que te llama entenderé si no habres soy fantasma que mira al tiempo  con recelo y sobervia... 

el alba enfurecida

Dejaque el sol madure tú pétalo en sangre,
Deja quedecualquier nube salga un pozo, ahoge al tiempo...
Pues sales con el alba enfurecida: que emula los sueños donde tú habitas.