viernes, 9 de diciembre de 2011

tengo conciencia


Tengo conciencia 
de que hay caminos prohibidos, 
sin salida... 
sin la manzana prohibida.

Quiero verte
y me enrreda 
la imprudencia,
porque me pregunto
que atajos hay 
para llegar a ti 
con la máxima sinceridad,
pues tu siempre
para mi 
en mis pestañas
te cobijas...
con premura y bondad
te digo esto.

Y te busco en mis sueños
con la luz, con la oscuridad...
y no veo el momento de hacerme a la idea
de tu partida...
no me da tiempo,
es corto el tiempo,
siempre estoy soñando
con las musarañas
Tu vida,
la mia,
unidas estaban,
a la miel
de tus labios
se anidanban
los mios. 

En mi ventana llueve
y en mis ojos tambien,
oigo el ruido de la tormenta
y lo que menos quiero ahora
es despertarme...
no puedo lebantarme
con esta agonía en mi pecho que me ahoga,
me aprisiona por dentro:
el dolor agudo
de la angustia
y la perdida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

una misera lección

Yo. En esta misera lección del olvido aún aprendo que sigo viva... Yo. En esta cisoria lección en que nadie me tendría que obligar a marcha...