La palabra se une formando una frase, esa frase es un sentimiento escrito desde el corazón, el corazón es guía de mi camino, sin el no podría vivir, quiero morir escribiendo pues.

Escribo. Con mi arrobo. Y aún dirás que no se lo que escribo. Si en mis mismos ojos a vos digo que veo los vuestros, me matáis. Porque decís que os robo. Entonces mi respuesta es que a vos amo... Y amare hasta que os valláis por siempre de mi vida, que os agarra con las dos manos y piernas. Para ti mujer.... Mis luchas y mis trabajos. Mis vistas del mediodía en que despierta tus apetitos... Más suplicios es llenarte. Por mi sangre ya no estás.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada