Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2016
Que haríamos sin mirarnos cara a cara¡¡¡
sin el canto de los pájaros¡¡¡
y las habitaciones por las noches con las rosas marchitas...

con la luna quieta,¡¡
con la mesa para comer rota...¡¡
y aplausos sin la misma gracia que un aventurero....

digo esto para que los que no entiendan de formas extrañas
de formas de ser distintas.¡¡
de naufragios a la deriva,
sin timón ni rinenda suelta .¡¡









está calle parecía una poesía  muerta.
no había más que silencios oscuros tapados en cualquier espalda de un árbol seco...
y parecía que en vez de reír los ángeles en la lluvia callerón sus alas sobre cualquier estiércol.

si alguna vez fue buena y se vió y no la vieron tras morirse en vida.
como mucho hubierán sido pájaros y pájaros y pájaros 
que se quemaban con el fuego... de todo aquello que crecía de entre sus manos....


había una luciérnaga que siempre brillaba...
se cernía la tormenta y siembre me cantaba,
yo la cubría de anhelos y jugaba...

pero los amargos años del tiempo la ahnelaba la muerte
cubrirle de sorda cordura...
y yo que la grite clemente....¡¡¡

pero miro la materia del cielo y no está azul si no negro a veces y rojo otro tanto
de miles de días intentando cubrirle las espaldas.
la muerte está cerca...
el pájaro se poso sobre mi hombro,
la noche se descubrió,
el árbol se lleno de hoja seca...
la muerte volverá porque frió me cubro sobre una nube de espuma blanca
espuma blanca que se hace con el amago de mi poesía que la creí una vez por hueca ....



mirarse en el espejo

Si tuviese que disfrazarme lo haría en cantada.
como espuma negra,  fina niebla, oscura noche en luciérnagas desaparecidas, perfume barato..


Y en la oscura noche con fina niebla.
una luciérnaga  me dejaba su olor barato...
pero el vínculo no decreció...


Espuma negra que se vuelve blanca con la luz...
La barca del marinero preguntaban todos¡¡
aquella que salía siempre a plomo de un amanecer muy caliente...

dibuja el miedo la mar y la marca sobre nuestra piel...
la tumba del marinero preguntaban todos¡¡¡
y contestaban los del pueblo¡¡¡
la tumba somos todos.
Lluvia de estrellas que caen hacia ti.
yo espero que se cumplan tus marejadas de sueños
es de lo que vivimos. Oh no es así ??

Para mi dormir. es dormir con mi amada.
Para mi sentir. Que he de dejarté relajada...
para que nunca deje de ser pasajera
nunca la función debe estar dada por terminada...

Para mi no dormir es el silencio
de la noche vacía de sonrisas
Para mi venir en la calle correcta
es nada más que mirar donde te dije
al cielo.
los silencios vacíos no les entiendo
tú y yo nos sentimos incómodos
los espejos se rompen... no son traslúcidos...
cuando antes un beso tuyo incomprendido....

una mirada de ocaso sonrojado como tu boca...
bastaba para decirte múltiples mandamientos
dejaba al extrañarte una huella que duele por que té marca...







Si la luz de la noche a solas entre estas cuatro paredes esclarecíera
como explicarte con los pocos días que quedasen

si no fuera por mi alma escrita en un verso
yo hayara paz alguna
tenga amado a fuera de la triste ciudad un dulce beso...


Yo quiero el silencio... solo el silencio quiero yo
a mi puerta que no llames y tus ojos queden cerrados
no me mires... te ruego...
ni tiembles...
unas palabras que haré que no entiendo...
lo que tú corazón sintiera no me dictes
si yo aún no sintiese nada no te lo pediría....
y si yo te lo pidiese tampoco pasaría de una absurda y extraña mirada.


Si en la sutil y enfermiza poesía a su vez por llana e inútil que sea
por fin consiguiera mi amada fantasía de que mis ojos clandestinos mirar quisieran hacia el sur
donde amarme tú pudieras.

zancadas de gigantes, viajes eternos
al alba como si a oscuras fuese
me siento rendida antes tus manos si luchas.




en mi boca quiero sentir el nifierno
estoy condenada a quererle...
las horas palidecen de su piel desnudo...
el silbido en un aire de un mundo que temblando...
se hace sencilla la manera de morir.
espera a la nube que baje a hurtadillas...
que las estrellas amadas ya caerán.

como cenizas los mares
que se prepare la gente a la ola gigante
jugaran como locos y serán comandantes viajeros.

mi voz humillada y mi risa desbocada...
yo no entro en la puerta donde se cierran los ojos
y nadie quiere saber nada
amor roto, amor vacío
el mío es un amor de nadie.




De tocarnos algo que nos toque el cielo

la nube blanca que llora por dentro
mejor pensemos que es de emoción...

la estrella amarilla que a veces muere,
mejor contemos que renacen de nuevo, sin faltar ya ninguna

yo me se aunque toque el cielo
que nunca me rencarnaré en nada de lo que yo por vos nombro

y se que aunque te nombre en el poema
nada yace y nada muere
se queda flotando llendo hacia no se sabe donde
los pensamientos se adelantan y las imagénes que soñamos quedan atrás.