domingo, 22 de mayo de 2016

Si en la sutil y enfermiza poesía a su vez por llana e inútil que sea
por fin consiguiera mi amada fantasía de que mis ojos clandestinos mirar quisieran hacia el sur
donde amarme tú pudieras.

zancadas de gigantes, viajes eternos
al alba como si a oscuras fuese
me siento rendida antes tus manos si luchas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

una misera lección

Yo. En esta misera lección del olvido aún aprendo que sigo viva... Yo. En esta cisoria lección en que nadie me tendría que obligar a marcha...