miércoles, 5 de octubre de 2016

Que haríamos sin mirarnos cara a cara¡¡¡
sin el canto de los pájaros¡¡¡
y las habitaciones por las noches con las rosas marchitas...

con la luna quieta,¡¡
con la mesa para comer rota...¡¡
y aplausos sin la misma gracia que un aventurero....

digo esto para que los que no entiendan de formas extrañas
de formas de ser distintas.¡¡
de naufragios a la deriva,
sin timón ni rinenda suelta .¡¡









No hay comentarios:

Publicar un comentario

una misera lección

Yo. En esta misera lección del olvido aún aprendo que sigo viva... Yo. En esta cisoria lección en que nadie me tendría que obligar a marcha...