sábado, 28 de mayo de 2016

los silencios vacíos no les entiendo
tú y yo nos sentimos incómodos
los espejos se rompen... no son traslúcidos...
cuando antes un beso tuyo incomprendido....

una mirada de ocaso sonrojado como tu boca...
bastaba para decirte múltiples mandamientos
dejaba al extrañarte una huella que duele por que té marca...







viernes, 27 de mayo de 2016

Si la luz de la noche a solas entre estas cuatro paredes esclarecíera
como explicarte con los pocos días que quedasen

si no fuera por mi alma escrita en un verso
yo hayara paz alguna
tenga amado a fuera de la triste ciudad un dulce beso...


miércoles, 25 de mayo de 2016

Yo quiero el silencio... solo el silencio quiero yo
a mi puerta que no llames y tus ojos queden cerrados
no me mires... te ruego...
ni tiembles...
unas palabras que haré que no entiendo...
lo que tú corazón sintiera no me dictes
si yo aún no sintiese nada no te lo pediría....
y si yo te lo pidiese tampoco pasaría de una absurda y extraña mirada.


domingo, 22 de mayo de 2016

Si en la sutil y enfermiza poesía a su vez por llana e inútil que sea
por fin consiguiera mi amada fantasía de que mis ojos clandestinos mirar quisieran hacia el sur
donde amarme tú pudieras.

zancadas de gigantes, viajes eternos
al alba como si a oscuras fuese
me siento rendida antes tus manos si luchas.




en mi boca quiero sentir el nifierno
estoy condenada a quererle...
las horas palidecen de su piel desnudo...
el silbido en un aire de un mundo que temblando...
se hace sencilla la manera de morir.
espera a la nube que baje a hurtadillas...
que las estrellas amadas ya caerán.

como cenizas los mares
que se prepare la gente a la ola gigante
jugaran como locos y serán comandantes viajeros.

mi voz humillada y mi risa desbocada...
yo no entro en la puerta donde se cierran los ojos
y nadie quiere saber nada
amor roto, amor vacío
el mío es un amor de nadie.




miércoles, 18 de mayo de 2016

De tocarnos algo que nos toque el cielo

la nube blanca que llora por dentro
mejor pensemos que es de emoción...

la estrella amarilla que a veces muere,
mejor contemos que renacen de nuevo, sin faltar ya ninguna

yo me se aunque toque el cielo
que nunca me rencarnaré en nada de lo que yo por vos nombro

y se que aunque te nombre en el poema
nada yace y nada muere
se queda flotando llendo hacia no se sabe donde
los pensamientos se adelantan y las imagénes que soñamos quedan atrás.

 

injustificada

Bosque oscuro y mojado el frío y descompuesto contando la vida pasar. postrado temiendo pasar la vida plena y angustiada vida injustif...